Presentada la tercera generación del Škoda Superb

La clase media alta ha vuelto a crecer. La tercera generación del Škoda Superb se presentó en Praga. Con el lanzamiento del modelo en junio de 2015, el nuevo diseño emocional de la marca Skoda llega a las carreteras. Como es sabido por Škoda, el nuevo Škoda Superb también ofrece las clásicas soluciones simplemente inteligentes y una fenomenal cantidad de espacio.

«El nuevo Škoda Superb demuestra nuestra presencia en la clase media automovilística. Alcanza un nuevo nivel de prestaciones en términos de tecnología y diseño y muestra dónde se sitúa Škoda hoy de nuevo, apuntando al futuro de la marca.» – Prof. Dr. h.c. Winfried Vahland, Škoda Presidente del Consejo de Administración

Aunque mantiene las líneas familiares de Škoda en el diseño, cambia algo y recuerda al Vision C, el concept car mostrado hace años. Las proporciones siguen siendo prácticamente las mismas, la distancia entre ejes ha crecido 80 mm, mientras que el voladizo delantero se ha acortado 61 mm. De este modo, toda la cabina del conductor pasa visualmente a un primer plano y también sabemos por modelos anteriores del Superb que esto se refleja de forma más que positiva en el interior, especialmente en el asiento trasero.

En general, la parte delantera ya no es una novedad rompedora para nosotros, porque ya conocemos las formas de los modelos Škoda más recientes, como el Fabia, el Octavia y compañía. La parte trasera, en cambio, es definitivamente independiente y nueva para el Superb. Hace que la berlina parezca un poco más ancha, más segura de sí misma y más madura.

Como ya se ha mencionado, el Superb es un gigante del espacio interior. Por ejemplo, en la banqueta trasera se especifican unos asombrosos 15,7 centímetros de espacio para las rodillas. Según Škoda, es casi el doble que el siguiente mejor competidor. Subjetivamente, «el doble» es una afirmación dura, pero es más en cualquier caso. En cuanto al maletero, la berlina ofrece 625 litros, 30 litros más que el Superb de segunda generación.

El climatizador automático de tres zonas también permite optimizar la temperatura en la parte trasera. En lugar de un solo paraguas en la puerta trasera izquierda, ahora hay un paraguas en cada puerta delantera. Para el entretenimiento, se puede elegir entre cuatro nuevos sistemas de infoentretenimiento.

El estándar LTE ya está integrado en la versión superior Columbus. A través de SmartLink (MirrorLink), se puede integrar el smartphone y visualizar los contenidos. El sistema Columbus también incluye un punto de acceso Wi-Fi para los pasajeros del Superb, que será una característica interesante especialmente para los clientes de negocios. A ello se suma el mando a distancia, con el que también se puede manejar el sistema de infoentretenimiento desde la parte trasera. Un sistema Canton de 610 vatios con doce altavoces proporciona el sonido adecuado.

En cuanto a los motores, la atención se centra en la eficiencia. Así, también se presenta el Škoda Superb Greenline, que, según Škoda, consumirá sólo 3,7 l/100km. El motor diésel emite sólo 95 gramos de CO2 por kilómetro. El peso del vehículo se reduce hasta 75 kilogramos en comparación con su predecesor.

Hay disponibles cinco motores de gasolina y tres diésel. Los motores de encendido por compresión producen entre 120 CV (88 kW) y 190 CV (140 kW), mientras que los motores de gasolina turboalimentados tienen potencias comprendidas entre 125 CV (92 kW) y 280 CV (206 kW). Todos los motores proceden del Grupo VW, por lo que resultan más o menos familiares. El diésel de 190 CV, por ejemplo, procede del nuevo VW Passat, mientras que el motor turbo de gasolina de 280 CV también se utiliza en el Seat León CUPRA 280. Así pues, el motor de seis cilindros queda fuera de la gama y sólo se utilizan motores de cuatro cilindros. Excepto el motor básico de gasolina, todos los motores pueden pedirse con la transmisión de doble embrague. También hay disponibles cuatro unidades motrices con embrague Haldex-5 en versión de tracción total.

Además de las características de seguridad de serie, existe el ACC (Control de Crucero Adaptativo) opcional, que mantiene automáticamente la velocidad y la distancia con el vehículo que circula delante. Junto con el asistente de carril, también mantiene activamente el carril. Traffic Jam Assist combina estas dos funciones y permite la conducción semiautónoma en atascos.

En cuanto a las luces, VW ha echado el freno. Por desgracia, el Škoda Superb sólo está disponible con tecnología halógena u opcionalmente con luces bi-xenón con asistente de luz de carretera. En este caso, sólo las luces diurnas y las traseras son de LED. Los precios del nuevo Škoda Superb aún no se han anunciado, pero deberían situarse en la gama de su predecesor. ¿Quieres comprar un coche de ocasión? En el concesionario de coches segunda mano Crestanevada podrás encontrar el coche de segunda mano de tus sueños al mejor precio.