BMW M2 2023: Todas las imágenes e información del G87 con 460 CV

Diseño braquial en lugar de Baby-M: el nuevo BMW M2 (G87) irrumpe en el escenario de los deportivos compactos en 2023 con 460 CV y quiere brillar con mucha tecnología de los M3 y M4.

 

Por fin se acabaron los días del bebé M: Mientras que los predecesores del nuevo BMW M2 (G87) todavía se asociaban regularmente con la descendencia, la nueva edición de 2023 no deja la menor duda sobre las prestaciones en toda regla. Incluso los predecesores no ofrecían ningún motivo de crítica en cuanto a prestaciones, pero sólo podían emanciparse visualmente de su base de clase compacta hasta cierto punto. La nueva generación parece querer dar este paso de una vez por todas, y como resultado tiene una apariencia que casi parece un kit de carrocería ancha montado de fábrica: Los pasos de rueda acentuadamente ensanchados, un faldón delantero completamente independiente con riñones sin marco e incluso la forma adaptada de los faros se combinan con una sección trasera que no hace el menor esfuerzo por ocultar su diseño bruto.

 

Los responsables no se han desviado del concepto técnico básico y, por tanto, tampoco de la receta del éxito: el nuevo BMW M2 (G87) también ofrece la tecnología de los M3 y M4 en un caparazón más compacto y a un precio más asequible. Al igual que en el Serie 1 M Coupé (E82) y en el primer M2 (F87), esto significa: seis cilindros en línea delante, propulsión detrás, peso perfectamente repartido sobre ambos ejes. Y si quieres, puedes pedir el compacto motor como manual y cambiar tú mismo las marchas con una transmisión manual de seis velocidades en lugar de dejar esa diversión a la automática de ocho velocidades. «¿Buscas furgonetas segunda mano a buen precio?

 

No es de extrañar que el BMW M2 2023 también entre en nuevas esferas en cuanto a prestaciones: 460 CV y 550 Newton metro de par motor figuran en la ficha técnica del deportivo compacto, que supera así a su predecesor directo en la friolera de 90 CV. El salto en prestaciones es posible gracias a la integración del actual motor biturbo de seis cilindros en línea S58, que también es familiar en el M3 y el M4 y que, incluso en su versión más picante, es tan claramente ascendente que uno u otro M2 podría incluso arañar la barrera de los 500 CV sin necesidad de puesta a punto.

 

Sin embargo, el potente propulsor también tiene una contrapartida que no debe subestimarse: con un peso en vacío DIN de 1.700 kilogramos, el nuevo BMW M2 es exactamente 150 kilogramos más pesado que su predecesor directo. Aunque el peso extra puede explicarse adecuadamente por unas dimensiones mayores, unos requisitos más estrictos en las pruebas de choque, un equipamiento de serie más extenso y algunas medidas adicionales de rigidez, la cifra de 1,7 toneladas naturalmente no despierta entusiasmo en un deportivo compacto. El hecho de que la masa pueda reducirse con un coste adicional no sirve de consuelo: el techo de carbono permite ahorrar seis kilogramos, y los asientos M de carbono añaden hasta 10,8 kilogramos.

 

El hecho de que el conjunto funcione extremadamente bien a pesar de su impresionante peso fue algo que pudimos comprobar hace unas semanas al volante de prototipos camuflados en Salzburgring. El responsable de ello no es sólo la rígida carrocería, sino también la fina tecnología de chasis adaptativo del M3 y el M4: una multitud de piezas adoptadas conducen a un ancho de vía idéntico al de los hermanos mayores, lo que hace necesarios los pasos de rueda extremadamente anchos. Sin embargo, gracias a una distancia entre ejes 11 centímetros menor y a un reglaje de la suspensión aún más orientado al entretenimiento, el M2 parece aún más ágil que su hermano mayor.

 

En comparación con el M3 y el M4, cabe destacar que el nuevo BMW M2 (G87) monta de serie llantas de 19 pulgadas delante y de 20 pulgadas detrás: Las variantes de entrada de gama de los hermanos mayores sólo llevan de fábrica 18 y 19 pulgadas, por lo que son una pulgada más pequeñas delante y detrás. Bajo pedido, el M2 también está disponible con una combinación de llantas y neumáticos más grandes, con ruedas de 20 pulgadas delante y 21 detrás, que se pueden solicitar a través de los accesorios de tuning BMW M Performance. Aún más importante que unas llantas grandes: El M2 también está disponible con neumáticos de pista designados a petición.

 

Los desarrolladores han adoptado otras exquisiteces técnicas de la actual gama M de forma íntegra, incluidos aspectos destacados del software como el Control de Tracción M de diez etapas y el Analizador de Derrapaje, así como el Diferencial M Activo en el eje trasero y el sistema de frenado integrado con dos curvas características. Este último permite ajustar el tacto y la respuesta del pedal con sólo pulsar un botón para satisfacer tanto las necesidades del día a día como las de la pista. Por último, los deseos de deceleración se implementan mediante un potente sistema de frenos con pinza fija de 6 pistones en la parte delantera, que también debería durar unas cuantas vueltas en el circuito.

 

Gracias a sus 460 CV, el nuevo BMW M2 (G87) tampoco tiene que esconderse cuando se trata de prestaciones: incluso el manual con seis marchas completa el sprint de 0 a 100 en 4,3 segundos y roza la marca de los 200 tras 143, segundos, el M2 automático con ocho marchas completa los mismos ejercicios en 4,1 y 13,5 segundos. La velocidad máxima está limitada normalmente a 250 km/h, pero en combinación con el paquete de conducción M, el deportivo compacto también puede alcanzar una velocidad de 285 km/h.

 

En el interior destacan, según la perspectiva y las preferencias personales, la pantalla curvada, los asientos de carbono M opcionales con logotipos iluminados y detalles en colores M o la palanca selectora de la caja de cambios manual de seis velocidades, que parece casi anticuada en el habitáculo ultramoderno. La paleta de colores del M básico sigue siendo tradicionalmente manejable: el Rojo Toronto y el Azul Zandvoort son dos colores llamativos entre los que elegir, y también hay tres colores más discretos en Blanco Alpino, Negro Zafiro y Gris Brooklyn.

 

En su lanzamiento al mercado en abril de 2023, los precios empiezan en 72.800 euros para los clientes alemanes; como es habitual, la larga lista de equipamiento invita a realizar inversiones adicionales. Los que quieran aún más prestaciones y tengan un poco más de paciencia también deberían obtener su dinero a más tardar en 2024: Ya es previsible que más adelante lleguen al mercado un nuevo M2 Competition y quizá también un M2 CS o incluso un M2 CSL como colofón de la generación G87.